//
archivos

BCE

Esta etiqueta está asociada a 3 entradas

Los mercados toman impulso al calor de los resultados

Gold Coins and plant isolated on white backgroundEsta semana  EFPA ha sido de nuevo invitada por el diario la Razón para ofrecer su visión sobre la actualidad financiera, en la que a grandes rasgos estos han sido los puntos más importantes:

A la salida de los primeros resultados empresariales confirman que la recuperación económica en Europa va por buen camino. Ejemplo de esta afirmación es el crecimiento del 0,4% del PIB en el primer trimestre del año en España.

Y aunque la deflación se ha convertido en la principal preocupación de los mercados europeos los grandes inversores ya confían en la actuación del BCE para combatir los precios bajos lo que hace que recuperen sus ganas de entrar en bolsa.

En el mercado de deuda, la prima de riesgo continúa con su lento pero progresivo descenso y cierra en el entorno de los 150 puntos básicos, su nivel más bajo desde agosto de 2010 y la rentabilidad del bono español a diez años está cada vez más cerca de situarse por debajo del umbral del 3%.

Y para el inversor particular, en un entorno de tipos de los depósitos al 1%, vale la pena destinar una parte de los ahorros a fondos de inversión  que aprovechen esta recuperación económica.

Para todos aquellos que quieran ampliar esta información aquí os dejo el artículo publicado  ayer en LA RAZON.

Pendientes de la recuperación.

Esta semana mi comentario sobre los mercados ha sido publicado por La Razón a petición de EFPA (os adjunto el enlace al  suplemento económico). Respecto a lo comentado en la radio galega os adjunto también el enlace.

Comentario sobre el mercado:

EL IBEX SUBE EL 0,34 % Y SUPERA LOS 10.200 POR PRIMERA VEZ EN TRES SEMANASLa semana bursátil cerró en positivo, siendo la segunda mejor en lo que va de año. El viernes el IBEX avanzó un 1,27 por lo que en el global de las últimas cinco sesiones ganó un 2.74% y el selectivo subió hasta los 10.328 puntos. La última semana de marzo también deja buen sabor de boca en las bolsas europeas más importantes, así como en Wall Street, incluso en la prima de riesgo española, que acabó la jornada en 169 puntos básicos (3 menos que al cierre de la semana anterior).

Otro dato positivo que nos dejó la semana  es la mejora  del PMI Manufacturero adelantado de marzo, que a nivel europeo se mantiene por encima de 50 (pasa de 53,3 a 53,2), pero que en el dato de Francia causa sorpresa, al pasar de 47,9 al 51,6*.

Así pues, podemos decir, que la volatilidad que se ha adueñado de los mercados a causa del conflicto en Ucrania, deja paso a las perspectivas de medidas del BCE para el estímulo de la economía europea. Esto, sin duda,  ha borrado las dudas que expresaban los inversores a pesar de los síntomas de debilidad que está ofreciendo la economía China.

En resumen, esta semana próxima estaremos  pendientes de la reunión que el BCE celebrará este jueves y en la que podremos interpretar como positivas dos reacciones bien diferentes: La primera será, como es lógico, la decisión de ayudar a impulsar el crecimiento y que la inflación no se ralentice tanto o no pasemos a  deflación. Y la segunda, a pesar de lo que se pueda pensar en un primer momento, es que también podremos interpretar de manera positiva que no digan nada al respecto, ya que supondrá que tienen datos sobre la recuperación económica en Europa mejores de lo que pensamos.

* Los índices PMI miden el nivel de actividad del sector privado. Si está por encima de 50 refleja expansión del sector manufacturero y si está por debajo contracción.

 

¿Valor para invertir?

En julio, el mercado (los grandes inversores) se está fijando sobre todo en Italia y en USA. Si entendemos la situación actual y utilizamos la estrategia adecuada para momentos como los actuales, podemos aprovechar para invertir nuestros ahorros y obtener rentabilidades importantes por encima de la inflación y de los depósitos.

El problema de Italia, desde el punto de vista de los inversores es sencillo de explicar, lo único que piden son garantías de que se va a pagar la deuda sin problemas (actualmente es de 1,89 bill. €, equivalente al 120% de su PIB), y esto con la situación actual de su economía no es creíble. Por esto están vendiendo la deuda pública italiana, porque no se fían.

El BCE ha estado comprando esta deuda, lo que ha provocado que su valor dejara de caer momentáneamente, pero lo normal es que vuelvan oleadas de ventas hasta que vean que el gobierno italiano (muy débil en estos momentos por la falta de entendimiento entre Berlusconi y su ministro de finanzas Tremonti) no haga reformas suficientes para que el déficit público no siga empeorando, ya que se prevee además que el crecimiento económico en Italia siga siendo lento y, sin reducción del gasto público, la situación no será sostenible.

Con USA pasará seguramente lo mismo. Los grandes inversores esperan un acuerdo entre demócratas y republicanos respecto del techo del nivel de endeudamiento. Que lo arreglen como quieran, el caso es que se puedan pagar las facturas y la deuda. Si no se llega a un acuerdo claro veremos ventas fuertes también en Norteamérica y esto nos traería nuevas tormentas en los mercados.

Hay una forma de aprovechar estas situaciones para rentabilizar los ahorros. Está crisis (que se inicio en agosto del 2007) tocó fondo en marzo de 2009 con una fuerte bajada de tipos de interés por parte de los bancos centrales y una fuerte inyección de dinero al mercado. Esta “medicina” hizo su trabajo hasta principios del 2010 donde el mercado se recuperó con fuerza, pero, como siempre, ahora falta la segunda parte de la “terapia” para recuperar al paciente e iniciar una fase de crecimiento económico sostenible. Me estoy refieriendo a las  famosas “reformas económicas”, en cada casa las suyas (recordar que en el artículo del 7 de junio titulado <España no es Portugal, ni Grecia, ni Irlanda>, hago mención a las principales reformas que, según mi opinión, se deben hacer en España para sacarnos de la crisis y hacernos más eficientes y competitivos).

Yo me voy a quedar con dos ejemplos anteriores que, a pesar de no ser iguales como es obvio, si que fueron momentos en los que se tuvieron que aplicar reformas, en mayor o menor medida para que la economía recuperase el crecimiento y la creación de empleo. Esos momentos fueron 1994-1995 y 2004-2005.

Veamos el ejemplo de Europa a través del comportamiento de las 50 empresas que cotizan en el índice Eurostoxx 50. En el gráfico adjunto se ve como ha evolucionado el mercado en estos dos periodos, comparado con la situación desde enero de 2010, y donde se ve perfectamente que el valor de estas empresas no aumenta, sino que se mueve de forma lateral con bandazos importantes.

 ¿Cómo aprovechar esta situación?:

La estrategia ha de ser utilizar la teoría del precio medio, como recomienda Benjamin Grahan en su libro “El inversor inteligente”, cuya primera edición se publicó en 1949 y de él Warren Buffett dice que es “sin lugar a dudas, el mejor libro sobre inversión jamás escrito”. Esta estrategia se llama PAC, aplicable si se dispone de un ahorro periódico, o inversión fraccionada si ya se dipone de un capital para invertir. Veamos un ejemplo pasado, precisamente si hubiésemos invertido 1.000€ al mes desde 1995 hasta el 2005, el resultado sería pasar de 120.000€ ahorrados a 162.021, con una rentabilidad media anual del 5,9% ( Fuente: http://tools.inostrisoldi.com/ESdefault.php)

También es interesante valorar que contra una inflación del 3%, en 8,9 veces de cada 10 se ganaría más, y en el caso de compararlo con una inversión fija del 4%, en 8,5 veces sobre 10 se ganaría más.

En este gráfico se puede ver que con una estrategia de “precios medios” en casi todos los periodos de 10 años (desde 1925), se gana mucho más que la inflación y que otra inversión con rendimiento del 4%. Y lo más importante, solo en tres ocasiones puntuales después de 10 años se tiene un capital algo inferior al invertido, que simplemente esperando uno, dos o tres años el rendimiento pasa a ser muy superior otra vez. Este gráfico demuestra que a cuanto a más plazo se invierta el riesgo disminuye hasta ser cero, y después demuestra también que las épocas de crisis son los momentos de mayor oportunidad, como el actual.

Termino recomendando una vez más el que se aproveche este momento de mercado, no especulando con inversiones directas, porque no sabemos lo que puede hacer el mercado mañana, pero sí con una estrategia de inversión tipo PAC (mes a mes por ejemplo), o  inversión fraccionada (por ejemplo 50.000€ invertido poco a poco durante un año o dos),  para recoger la inversión en unos años, inversiones que mañana me permitan pagarle la universidad a mis hijos, crear un capital para la jubilación o liberarme de la hipoteca a 30 años, o simplemente cambiarme de coche sin tener que pedir un préstamo personal. Pon tu dinero a trabajar, quítate el miedo y ten valor para invertir.

Archivos

Síguenos en Twitter

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.