¿Te hacen perder dinero tus emociones? Negatividad, familiaridad y efecto rebaño.

Regina R. Webb en su artículo titulado “Inversor, así le boicotean sus emociones”, cuenta que “El peor enemigo del inversor no es el «Brexit», ni las elecciones en España. Es su propio cerebro. Como seres humanos nos creemos que nuestras decisiones son racionales. Sin embargo, los datos históricos demuestran que se opera en el mercado más en base a los sentimientos que las frías cifras económicas”.

Hay muchos sesgos del comportamiento, o tendencias del comportamiento que nos empujan a actuar de uno u otro modo, hasta ahora hemos visto tres: “Durabilidad”, “insensibilidad a la probabilidad” y “no comprensión del principio de regresión a la media”.

Hoy quiero hablaros del sesgo o de la tendencia a la “negatividad”, la “familiaridad” y el “efecto manada”.

El Sesgo o tendencia a la Negatividad. Lo Malo es más fuerte que lo Bueno

Tal como afirma Elsa Punset en este vídeo, generalmente, las personas tendemos a poner más atención, y dar más peso, a las experiencias negativas que a las positivas, y esto sucede porque nuestro cerebro está programado para que actué así, y nosotros podemos hacer algo para evitarlo, y es entrenando nuestra mente ¿cómo? Mírate el video antes de seguir leyendo.


Si esto lo trasladamos al mundo de las inversiones, esta tendencia a la negatividad lleva a muchos inversores a desinvertir porque su cerebro registra sobre todo los acontecimientos negativos, que le bloquean, le hacen desconfiar del futuro, le hacen pensar y decidir que ha de ser prudente, que no es momento de arriesgar, etc., etc., cuando racionalmente nuestro comportamiento debería ser al revés como bien sabemos, y decidir invertir o no en función de otros parámetros como el objetivo, el horizonte temporal y la diversificación, pero una y otra vez los científicos nos demuestran que nuestro cerebro nos juega continuamente malas pasadas y las emociones pueden con la racionalidad y dañan nuestro bolsillo.

Sesgo de familiaridad. Somos inversores locales.

Otro de los errores en los que suelen caer los inversores es tender a concentrar las inversiones en su país, ¿por qué? Porque es lo que conocen, es lo que les resulta familiar, desaprovechando la posibilidad de invertir en las mejores empresas del mundo. Por ejemplo, un fondo de inversión que invierta replicando el índice más conocido de la bolsa mundial, el MSCI WORLD, estaría invirtiendo en las 1.600 empresas más importantes a nivel global, donde españolas están 28, el 1,75% de la inversión.

El siguiente video de Franklin Templeton explica muy esta tendencia:

Sesgo de confirmación. El efecto manada

Es, quizá, el sesgo de comportamiento más conocido.

El efecto manada lo observamos algunas especies animales, al seguir el comportamiento de sus semejantes para garantizar su seguridad. Si una gaviota sale volando de repente en una playa, es posible que el resto imite su acción al ser posible que se esté acercando un depredador. Los humanos también somos susceptibles a este efecto, siendo claro ejemplo de ello las burbujas y episodios de pánico bursátil a lo largo de la historia. El más reciente la caída del IBEX y del resto de las bolsas europeas el día siguiente del NO de Reino Unido a permanecer en la Unión Europea, el famoso brexit, pregunto ¿en qué le afectará a un inversor a largo plazo? Seguramente en nada, en todo caso positivamente si pudiese haber aprovechado la bajada, pero ¿Cuál ha sido la realidad? Que muchos, o la mayoría habrá vendido presos del pánico y del efecto manada.

En el siguiente video de SChroders veréis algunos consejos para no caer en este sesgo:

En conclusión, conocernos, entender cómo funciona nuestro cerebro y cómo controlar nuestro comportamiento, son aspectos importantes de la educación financiera, no basta con adquirir conocimientos, tenemos que fijarnos en nuestras reacciones y aprender a gestionarlas para que no hagan daño a nuestro dinero.

Para terminar, me quedo, sobre todo, con el video de Elsa Punset, y con su frase “ser pioneros y entrenemos nuestra mente para ser positivos”, En las próximas semanas seguiremos descubriendo cómo evitar que las emociones hagan perder dinero a los inversores, por eso me gustaría que nos contases tu experiencia en los comentarios

¿En qué situación te has dejado llevar por las emociones a la hora de invertir? ¿Qué rol consideras que debemos asumir los profesionales?

Un saludo

Dositeo Amoedo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: